domingo, 13 de diciembre de 2015

ESPERPENTOS DIARIOS. 16. El sentido común

¿Adónde ha ido a parar el sentido común?
El concepto de "paso de peatones" responde a un paso en medio de la calzada, marcado por líneas longitudinales que los peatones tienen derecho a usar para pasar de un lado al otro de la calzada por la que circulan los coches. ¡Perfecto! Yo, hasta ahora, creía entender lo que significaba pero hoy he comprendido que no lo sé.


¿Qué diferencia hay entre la foto de la izquierda y la de la derecha? ¡El antes y el ahora!. Antes se podía cruzar el paso de peatones y llegar sin obstáculos hasta el final. Ahora, en la puerta principal de un conocido centro comercial, comienza un paso que hay que atravesar con un carro cargado hasta arriba, no siempre fácil de manejar y que conduce directamente a una par de filas para aparcamiento de vehículos. Al llegar al final, debes girar con dificultad el carro, saltar un resalte que hay en el suelo y entrar a las calles del aparcamiento para buscar el coche. Mientras tanto, el vehículo que ha cedido el paso, haciéndose la misma pregunta que el peatón que empuja el carro, debe esperar semejante cadena de maniobras, sin entender la finalidad de un paso de peatones que tiene cortado el paso (valga la redundancia)
Por la tarde decides ir al cine, a uno de esos con varias salas, ubicado en otro centro comercial. Entras en el WC público del mismo y cuando estás con el culo (con perdón) en pompa, sujetando la ropa para que no arrastre, con la cabeza hacia abajo y la vista fija en el suelo, descubres, ¡oh sorpresa! que el suelo está tan abrillantado y con tanto espacio en el tabique que no llega al suelo, entre habitáculo y habitáculo, que se convierte en un enorme espejo que refleja las partes íntimas de la vecina de al lado, que ves con toda claridad desde esta privilegiada perspectiva y, claro, ella está viendo las tuyas.
No sé a quien se le ocurren estas brillantes ideas, ni quien las desarrolla ni quien les da el visto bueno pero esto no es normal. Tal vez procedan de esos jóvenes de los que tanto se habla, achacando el fracaso escolar a otros elementos que no son su propio esfuerzo, jóvenes que, sin rubor, afirman en un examen de Ciencias que una "cantera" es el lugar del que salen los futbolistas, en el de Literatura relatan que Jorge Manrique fue "guardia civil" y en el de Matemáticas no pueden prescindir de la calculadora. Ya están ocupando puestos en los que la falta de esfuerzo y disciplina en el estudio, genera en su futuras actuaciones, como mínimo, una seria irresponsabilidad y una notable estupidez social. ¿En manos de qué gente preclara estamos?